Otros lugares de Tallin ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

Otros lugares de Tallin

Tallin es la capital de uno de los países más pequeños de Europa, bastante desconocida en comparación con otras capitales europeas como Londres, París... pero no por ello deja de ser una ciudad altamente recomendable para visitar y disfrutar.

Su centro histórico es Patrimonio Cultural de la Humanidad, y es que esta ciudad posee uno de los mejores vestigios de la Europa medieval con estrechas calles empedradas, murallas y torreones, casas de colores y un sinfín de rincones encantadores que nos transportarán a la Edad Media mientras paseamos por sus calllejuelas descubriendo estos otros lugares de Tallin que sin lugar a dudas merecen un hueco en nuestro itinerario por la capital de Estonia.

Pasaje de Santa Catalina


Las tres hermanas:

En el número 71 de la calle Pikk, una de las dos famosas calles que atraviesan el centro de la Tallin Medieval de lado a lado, y muy cerca del famoso torreón conocido como Margarita la Gorda en la puerta del mar, podremos contemplar el conjunto de casas medievales más antiguas de Tallin, conocidas como "Las tres hermanas", de las que ya hay constancia en algunos escritos de mediados del siglo XIII.

Tres hermanas Tallin

Se trata de tres casas de antiguos mercaderes que actualmente han sido reconvertidas en uno de los hoteles más exclusivos de la ciudad.

Casa de la Hermandad de los Cabezas Negras:

Siguiendo por esta misma calle, llegamos al número 26, dónde otra importante casa medieval nos hace detenernos.
Se trata de la Casa de la Hermandad de los Cabezas Negras. Esta hermandad surgió en el año 1399 y en ella se agrupaban los comerciantes extranjeros residentes en Tallin y los jóvenes comerciantes locales antes de ser admitidos en el gremio de los Grandes.

Hermandad de los Cabezas Negras

El peculiar nombre de esta hermandad tiene su origen en su patrón, San Mauricio, un mártir de los primeros cristianos cuyo tono de piel oscuro le dio nombre.
De hecho, su cabeza aparece representada en el escudo de armas de la hermandad situado sobre la puerta.

Börsi Käik:

En el número 17 de la calle Pikk, justo al lado del Museo de Historia de Estonia y frente de la iglesia del Santo Espíritu se encuentra un curioso pasaje en el que podemos contemplar un timeline de la historia de Estonia escrita en letras doradas sobre el suelo.

Borsi Kaik

Podemos leer acontecimientos del pasado como por ejemplo la fecha en que se proclamó la República de Estonia...

Borsi Kaik

... o del futuro, como esta fecha de 2418, el año en que Estonia celebrará el 500 aniversario de su independencia del imperio Ruso.

Borsi Kaik

Iglesia de San Nicolás (Niguliste Kirik):

Al inicio de la calle Pikk tenemos la opción de subir hacia el barrio de Toompea, pero seguiremos nuestro recorrido por la calle Rataskaevu para dirigirnos hacia la iglesia de San Nicolás guiados por su gran torre visible desde la mayor parte de la ciudad.

Niguliste Kirik

Se construyó en el año 1230 por comerciantes alemanes, y se eligió el nombre de San Nicolás por ser este el patrón de marineros y comerciantes.
El estilo principal es el gótico tardío, pero ha ido sufriendo numerosas ampliaciones y reformas a lo largo de los siglos como por ejemplo algunas capillas y el coro.

Niguliste Kirik

Numerosos incendios, los bombardeos de la ciudad durante la segunda Guerra Mundial y algún que otro saqueo nos impiden poder contemplar toda la riqueza que atesoraba esta iglesia en sus orígenes.
Aun así, hoy en día podemos visitar en su interior un museo de arte medieval en el que se pueden contemplar diversas obras de arte sacro, entre las que destaca la pintura realizada por el pintor medieval alemán Bernt Notke conocida como "Baile con la muerte".

Niguliste Kirik

Actualmente se utiliza como sala de conciertos gracias a su excelente acústica, según dicen una de las mejores de toda Estonia, pero a pesar de haberlo intentado en dos ocasiones, no conseguimos entrar para visitar su interior.

Plaza de la libertad:

A poca distancia de la iglesia de San Nicolás y cerrando la ciudad vieja por el sur nos encontramos con una amplia y moderna plaza presidida por una gran cruz que es todo un símbolo de la independencia de Estonia y la caída de los Zares.

Plaza de la libertad

Si os acercáis a visitar la famosa torre Kiek in de Kök pasaréis seguramente por esta plaza o por los jardines que la rodean, y si os habéis quedado con ganas de visitar más iglesias, en esta misma plaza podéis visitar otra más, la Jaani kirik.

Ópera Nacional de Estonia (Rahvusooper Estonia):

Caminando desde la Plaza de la libertad no tardaremos más de 5 minutos en llegar hasta el edificio de la ópera, fácilmente reconocible por su tamaño y el característico color amarillo de su fachada.

Ópera Nacional

Para conocer la programación de la ópera y los otros espectáculos que allí se representan, no dudéis en consultar su web oficial: http://www.opera.ee/en/

Iglesia ortodoxa de San Nicolás (Nikolai Kirik):

A diferencia de la otra iglesia-museo dedicada a San Nicolás, en esta sí que se siguen celebrando ceremonias del culto ortodoxo.

Nikolai Kirik

Esta iglesia construida entre los años 1820 y 1827 destaca por sus dos campanarios gemelos y la cúpula de cobre.
Os recomiendo que os acerquéis a verla, está muy cerca del pasaje de Santa Catalina y su interior merece una visita.

Pasaje de Santa Catalina (Katariina käik):

A medio camino entre la puerta Viru y la iglesia ortodoxa de San Nicolás se encuentra una de las calles que personalmente más me gustó de toda la ciudad de Tallin.
Se trata de la calle o pasaje de Santa Catalina, un estrecho callejón con un ambiente totalmente medieval en el que antiguamente artesanos y mercaderes exponían sus mercancías y del que actualmente solo se conservan un par de talleres de artesanía.

Pasaje de Santa Catalina

Este pasaje está situado junto a los muros del antiguo convento de los dominicos, del que actualmente sólo se conserva parte de los muros de la iglesia Katariina, una zona del ala este, la sala capitel, la sacristía y el claustro, en el que se ubica el Dominiiklaste Kloostri Museum (Museo de los dominicos), considerado el edificio más antiguo que se conserva de toda la ciudad (1246).
Las lápidas que podemos ver en el muro son algunos de los restos encontrados en la iglesia...

Pasaje de Santa Catalina

... y junto a ellos hay un panel explicativo en el que cuentan la historia de estas lápidas que formaban parte del suelo de la iglesia Katariina.

Pasaje de Santa Catalina

Los arcos que van de los muros del convento a los edificios situados enfrente son restos de antiguas casas y talleres de artesanos, aunque otras fuentes señalan que eran utilizados en verano para cubrir el pasaje y dar sombra a los artesanos y mercaderes, así como a sus posibles clientes.

Pasaje de Santa Catalina

Tallinna Linnateater:

Un último lugar para visitar nos espera en las inmediaciones de la iglesia de San Olaf, dónde nos acercaremos para echar un vistazo a la fachada del Tallinna Linnateater, el teatro de la ciudad que está formado por 16 casas medievales interconectadas entre las que destaca esta fachada de un antiguo granero.

Tallinna Linnateater

Restaurante Medieval Olde Hansa:

Aunque no es un monumento ni una estatua famosa o una iglesia importante, no cabe duda que el restaurante medieval Olde Hansa es un lugar marcado por la mayoría de los turistas que viajan a Tallin, ya sea para degustar alguno de sus platos o simplemente por echar un vistazo a su sorprendente interior.
Está ubicado a escasos metros de la plaza mayor de Tallin en un típico edificio de los que no nos cansaremos de ver en esta ciudad.

Olde Hansa

Entrar en el Olde Hansa es viajar al medievo de Tallin. Sólo las velas iluminan tenuemente su interior, el personal que te atiende viste ropas medievales y todo está cuidado al detalle para trasladarnos varios siglos atrás en el tiempo.

Olde Hansa

Al hacer el pedido de nuestra comida (con carta en castellano y todo), uno de mis acompañantes intentó pedir una cocacola, pero una simpática camarera nos hizo saber que en la edad media no se había inventado todavía esa bebida, así que hubo que optar por una rica cerveza con miel y jarras de agua.
Mientras esperábamos la comida, nos dedicamos a descubrir y fotografiar las otras plantas de este restaurante...

Olde Hansa

...pero en cuanto el plato de carnes con trigo y frutos del bosque estuvo sobre la mesa empezamos a dar cuenta de tan suculento manjar.

Olde Hansa

Olde Hansa

Para terminar, nos pedimos una tarta de manzana y nos acercamos al baño, dónde también pudimos encontrar una sorprendente ambientación medieval.

Olde Hansa Olde Hansa

El precio fue bastante caro para una ciudad como Tallin e incluso para Madrid capital. Es el único pero que le pongo a este restaurante pensado por y para el turista en el que nos permitimos un capricho culinario que nos salió por 32€ y que nos sirvió para despedirnos de esta maravillosa ciudad medieval.

En el siguiente mapa podréis situar todos estos otros lugares de Tallin que he mencionado en este artículo, así como algunos de los principales sitios turísticos de la ciudad:

Ver Otros lugares de Tallin en un mapa más grande


2 comentarios:

Daniel Casares Román dijo...

La verdad es que dan ganas de ir!!

PhotoViajeros dijo...

Pues Daniel, si tienes la oportunidad de organizar una escapada a Tallin te aseguro que no te decepcionará. Si al final acabas yendo ya me contarás. Un saludo!

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?

Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.