La Ópera de Viena o Wiener Staatsoper ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

La Ópera de Viena o Wiener Staatsoper

Sin duda la primera imagen que se nos viene a la cabeza cuando se menciona la ciudad de Viena es la de su Ópera, uno de los símbolos de la Viena Imperial que ha conseguido mantenerse durante siglos como uno de los teatros de ópera más prestigiosos, importantes y conocidos del mundo.

Opera de Viena


Este teatro inaugurado en 1869 con la ópera de Mozart "Don Giovanni", fue el primer edificio del proyecto de la Ringstrasse (la calle circular que rodea el centro de Viena) en terminarse. Aun así a los vieneses de la época, este edificio que ahora a todos nos encandila cuando lo contemplamos por primera vez, no les gustó lo más mínimo.
Consideraban que el estilo neorenacentista elegido no era el más apropiado, lo que provocó que uno de los arquitectos se suicidase al no soportar el fracaso de su obra.

Opera de Viena Opera de Viena

Durante la II Guerra Mundial, la mayor parte del edificio fue destruido por los bombardeos, salvándose sólo la fachada principal, el vestíbulo con los frescos de Schwind, el salón de té y la gran escalera de mármol.
Los vieneses se lo tomaron como una afrenta personal, por lo que nada más finalizar la guerra se anunció su reconstrucción manteniendo el estilo original en su fachada, pero dotando al interior de las técnicas más avanzadas para recuperar la excelente acústica del teatro original. Tras 10 años de trabajos, en 1955 se celebró su reinauguración con la ópera Fidelio de Beethoven, convirtiéndose desde entonces en el símbolo de Viena.

Opera de Viena

Para llegar hasta allí tenemos varias opciones de transporte:

  • Metro: Karlsplatz, líneas U1 y U2.
  • Tranvía: Wien Oper, líneas 1, 2, 62 y D.
  • Autobús: Wien Oper, líneas 3A, 59A, 360 y L.

Además de contemplar su fachada, una de las visitas que no pueden faltar en nuestra agenda por la ciudad de Viena es la de su ópera, y para eso tenemos dos opciones:
  • La primera es comprar una entrada para una ópera. Aunque parezca mentira, es posible encontrar entradas por unos 5€ en lugar de los 150€ o más que suelen costar, aunque comprar estas entradas "low cost" tiene algunos inconvenientes. Uno de ellos es que no se pueden comprar anticipadamente, por lo que tendremos que hacer una cola de un par de horas antes de que empiece la función. Si tras tanto tiempo esperando no nos ha vencido el cansancio, prepararos para ver toda la ópera de pie, ya que estas entradas no tienen asiento asociado.
  • La segunda consiste en una visita guiada en la que haremos un recorrido comenzando en el Hall de entrada y en la que además visitaremos la escalera de honor, el foyer de Schwind, la sala de Gustav Mahler, el salón de mármol, el salón de té, el auditorio y el escenario junto con su parte de atrás.
A no ser que tengáis unas ganas locas de ver una ópera en el, probablemente, teatro más prestigioso del mundo, os recomiendo hacer la visita guiada, que además está disponible en bastantes idiomas incluido el castellano.
Los precios en verano de 2010 eran los siguientes:
  • De martes a domingo:
    • Adultos: 6,50€.
    • Jubilados: 5,50€.
    • Estudiantes: 3,50€.
  • Los lunes el precio es más barato, pero no tengo el dato exacto.
En su página web oficial (en inglés y alemán) podéis ver información sobre la ópera, horarios, comprar entradas...
http://www.wiener-staatsoper.at/Content.Node/home/index.php

Tras una primera explicación en el Hall de entrada, comenzamos la visita guiada asomándonos desde el palco de honor sobre el auditorio y el escenario.

Opera de Viena

Al salir nos encontramos con el Salón de té, un lugar reservado al emperador Francisco José y sus más allegados para tomar algo en los entreactos.
Según nos comentó el guía, en la actualidad se podía alquilar este salón por unos 500€ durante una ópera o para celebrar alguna reunión.

Opera de Viena

Desde aquí nos dirigimos al salón de Gustav Mahler, decorado con modernos tapices de Rudolf Eisenmenger.

Opera de Viena

Muy cerca se encuentra una de las joyas de este edificio, el Vestíbulo de Schwind, llamado así porque en esta sala podemos ver diversas escenas de las óperas más famosas pintadas por Mortiz von Schwind.
También hay varios bustos de grandes compositores y directores, entre los que destaca el de Gustav Mahler, hecho por Rodin en el año 1909.

Opera de Viena

A la salida de este vestíbulo podemos contemplar la gran escalera de gala adornada con esculturas de Gasser que representan las siete artes liberales, además de diversos relieves que muestran escenas de ballet y ópera.

Opera de Viena

Continuamos la visita en la planta inferior para dirigirnos hacia el backstage o parte trasera del escenario, un espacio realmente impresionante en el que podemos ver todo el sistema de poleas, ascensores y raíles utilizados para hacer los cambios de escenario.

Opera de Viena

Durante la época de óperas, pueden haber hasta 3 escenarios en uso o en proceso de construcción sin que la programación se vea alterada. Según nos comenta el guía, muchas veces se realizan ensayos en esta zona del backstage cuando el resto de salas de ensayo están ocupadas.

Opera de Viena

Para terminar la visita accedemos al auditorio, dónde el guía nos da los últimos datos referidos a la enorme lámpara de la sala y su proceso de limpieza.
También nos habla del telón de acero diseñado por Rudolf Eisenmenger y que separa al público del escenario. En él se muestra una escena de la ópera de Gluck "Orfeo y Eurídice".

Opera de Viena

La temporada de ópera va desde septiembre hasta junio, y durante estos 10 meses se realizan más de 300 actuaciones, por lo que aprovechan los meses de Julio y Agosto para realizar las reparaciones y labores de mantenimiento necesarias.
Una vez terminada la visita guiada, permanecemos unos minutos en la zona del patio de butacas contemplando el palco de honor y y el resto de palcos de niveles superiores.

Opera de Viena

Opera de Viena

Al salir, le echamos un último vistazo a la fachada principal con sus 5 estatuas que representan a varios directores y compositores situados en los arcos que preceden al foyer de Schwind.

Opera de Viena

Como ya habréis comprobado en otros artículos, la iluminación nocturna de los lugares que visito es algo que me atrae muchísimo, así que como no podía ser de otra forma, os recomiendo encarecidamente que os acerquéis a contemplar la iluminación nocturna de este templo de la música vienés.

Opera de Viena

Opera de Viena



0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?

Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.