Organiza un viaje a los países bálticos por tu cuenta ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

Organiza un viaje a los países bálticos por tu cuenta


Una zona quizá desconocida para muchos es la situada al norte del continente europeo. Se trata de los países bañados por el mar báltico, de los que os daré a continuación todos los datos necesarios para organizar un viaje por vuestra cuenta a cuatro de sus capitales: Helsinki, Tallin, Riga y Estocolmo.
Este es un viaje en el que podremos apreciar grandes contrastes entre las repúblicas bálticas surgidas tras la desintegración de la antigua URSS que están situadas en la costa sur del báltico, y sus ricos vecinos del norte, con una arquitectura y estilo de vida totalmente diferentes.

Helsinki Tallin Riga Estocolmo

A continuación podréis leer toda la información necesaria para organizar un viaje a los países bálticos por vuestra cuenta basado en mi viaje de 2011.


¿En que fechas viajar?:

El clima en los países del báltico es radicalmente distinto dependiendo de la época del año y de las diferentes estaciones, con unas condiciones climatológicas que pueden llegar a ser extremas en invierno y que debemos tener en cuenta a la hora de planificar el viaje.

El verano suele ser seco y cálido, con una duración del día de casi 19 horas en el equinoccio de verano que impedirá que veamos el cielo totalmente oscuro y que el sol se cuele por la ventana antes de las 4 de la mañana. Las temperaturas diurnas oscilan entre los 15º y los 20º, pudiéndose alcanzar los 30º en algún día de calor extremo. Esta es sin duda la mejor época si no queremos que la climatología más adversa nos impida disfrutar del viaje.

En la primavera y el otoño los días son más cortos y la temperatura desciende hasta situarse en torno a los 10º. Suele coincidir con la época de mayores lluvias en la zona.

El invierno es la época a evitar a no ser que uno de los alicientes de nuestro viaje sea comprobar en nuestras propias carnes temperaturas negativas durante meses que en ocasiones se desploman por debajo de los -20º. Otro aspecto a destacar son las fuertes nevadas que se producen de Noviembre a Marzo y que cubren durante días estas ciudades con un espeso manto blanco.
También hay que tener en cuenta que, durante 6 meses aproximadamente, los días son mucho más cortos de lo que estamos acostumbrados, llegando a durar menos de 6 horas en torno al solsticio de invierno (21 de diciembre) en ciudades como Helsinki.

En resumen, los mejores meses para viajar por la zona del báltico son los comprendidos entre Mayo y Septiembre, aunque incluso en esa época os recomendaría echar en la maleta ropa de manga larga que os vendrá de perlas algunas noches o al pasear junto al mar.

Documentación:

Todos los residentes en los países de la Unión Europea que hayan firmado el Tratado Schengen, únicamente deberán presentar el DNI o Pasaporte en vigor para poder entrar en cualquiera de estos cuatro países (Finlandia, Estonia, Letonia y Suecia). A los ciudadanos procedentes del resto de países les recomiendo consultar en la embajada finlandesa de su país qué documentación deben presentar o si es necesario que obtengan un visado temporal.

IMPORTANTE: los requisitos para visados están sujetos a continuos cambios, por lo que os recomiendo consultar la página web de la embajada antes de viajar.

¿Cómo llegar?:

Aunque la forma más normal de llegar hasta cualquiera de estas ciudades para empezar nuestro circuito es el avión, también existe la opción de hacerlo en coche, autobús, tren o barco:

En avión:

El avión es la forma más rápida y cómoda de viajar hasta cualquiera de las cuatro capitales que vamos a visitar. Como siempre, el precio del billete dependerá en gran medida de la ciudad de destino elegida, las fechas en las que volemos y de si lo hacemos en compañías tradicionales o compañías low cost.

Desde España podemos encontrar vuelos directos a algunas de las capitales que visitamos pero a precios bastante desorbitados, por lo que la mejor opción es elegir un vuelo con escala.
Al organizar el viaje por nuestra cuenta nos daba igual la ciudad por la que empezaríamos nuestro recorrido, así que después de probar mil y una combinaciones para volar a cada una de las ciudades, acabamos eligiendo la siguiente opción, en la que el precio no era tan desorbitado como en otros vuelos y la escala era bastante corta:

Madrid-Helsinki (Czech airlines) con escala en Praga: 165€

Para viajar entre Riga y Estocolmo optamos por un vuelo de Ryanair que nos costó 36€ y que sólo tardó 1 hora.

Para la vuelta, elegimos un vuelo directo de Estocolmo a Madrid con Ryanair que nos costó 65€.

De nuevo, la flexibilidad de un viaje organizado por nuestra cuenta puede hacernos ahorrar mucho dinero en los vuelos al poder elegir a que ciudad volar y desde que ciudad volver a casa.

Como los precios de los vuelos cambian constantemente y cada uno puede optar por recorrer estos países en un orden distinto, os recomiendo que hagáis varias simulaciones de vuelos a cada una de las ciudades y comprobaréis que el importe total del vuelo varía notablemente.
En los siguientes enlaces a las webs de los principales aeropuertos del báltico podréis encontrar toda la información sobre las opciones de transporte que existen y encontrar cual es la que mejor se adapta a vuestras necesidades (y vuestros bolsillos) para ir desde el aeropuerto correspondiente hasta vuestro hotel en cada una de las ciudades:

En coche:

Quizá sea una idea un poco loca emprender un viaje de más de 3000 kilómetros que nos hará gastar unos 5 días de nuestras vacaciones mientras cruzamos por varios países europeos, pero he de reconocer que puede tener su gracia. Si esta es la opción que habéis elegido os recomiendo un buen GPS actualizado con los últimos mapas y radares de Europa y armarse de paciencia.

Sea cual sea la ruta elegida y el orden en que visitaréis estos países, en algún momento de vuestro camino tendréis que coger algún ferry y preparar el monedero para pagar una y otra vez las autovías y autopistas de peaje repartidas por toda la geografía del viejo continente.

En autobús:

No existe ninguna línea directa de autobús que cubra la ruta entre alguna ciudad española y cualquiera de las capitales bálticas que visitaremos, por lo que habrá que hacer una o varias escalas en diversas capitales europeas.

En tren:

Si tenéis miedo al avión, esta es la mejor alternativa que podéis encontrar. La mejor forma de llegar desde España es coger un tren hasta París desde Madrid o Barcelona, y desde allí mirar las opciones para llegar a cualquiera de nuestros 4 destinos.

Podéis echarle un vistazo en la web http://www.tgv-europe.es

También puede llegar a ser interesante comprar un billete de interrail, con el que podremos ahorrar una buena cantidad de euros.

Transporte:

En un viaje que incluye cuatro capitales distintas de cuatro países diferentes, es primordial saber que opciones de transporte hay en cada una de las ciudades y cual es la mejor forma de viajar de una ciudad a otra.
Para facilitar esa tarea, vamos a dividir este apartado en Transporte urbano y conexiones entre ciudades:

Transporte urbano:

El taxi puede ser una opción asequible en ciudades como Riga o Tallin, pero debido a su poca extensión no tendréis que utilizarlo a no ser que os interese visitar alguna zona muy alejada del centro de la ciudad o mal comunicada mediante transporte público.
En ciudades más grandes como Estocolmo o Helsinki, el sistema de transporte público puede suplir perfectamente al taxi, pero si aun así queréis coger uno en cualquiera de estas dos últimas ciudades, tened en cuenta de que el precio puede ser muy similar a lo que pagaríamos en cualquier ciudad importante de España o incluso algo más caro.

Aquí podrás encontrar todas las formas de moverte en transporte público por cada una de las ciudades que visitaremos:
  • Helsinki:
  • A pesar de ser una ciudad grande, nosotros no tuvimos que utilizar ningún medio de transporte público para movernos por allí, ya que el 99% de los lugares más interesantes de Helsinki están situados a menos de 1 kilómetro de distancia entre si.
    Para que os hagáis una idea, desde la estación central de trenes hasta el monumento de Sibelius (el lugar de interés más lejano) tardamos unos 35 minutos andando a ritmo de paseo.
    No obstante, Helsinki cuenta con una amplia red de tranvías, autobuses, metro y trenes que conectan con todos los lugares de la ciudad. Los tipos de billetes y las tarifas actualizadas los podéis consultar en la web de la compañía que gestiona todo el transporte público de la ciudad: Transporte público de Helsinki
  • Tallin:
  • La capital de Estonia cuenta con el primer sistema de transporte gratuito para residentes de toda la unión europea desde principios de 2013.
    Para los turistas, me imagino que seguirán cobrando el transporte público, pero si os vais a centrar en el casco histórico de la ciudad, no será necesario utilizar ningún medio de transporte para moveros por la ciudad.
    Además, en esta ciudad os recomiendo encarecidamente que caminéis por las callejuelas de su casco antiguo para descubrir cientos de rincones con encanto.
    • Riga:
    • Al igual que sucede con Tallin, Riga es una ciudad cuyo casco histórico está bastante concentrado, por lo que no os hará falta utilizar el transporte público de la ciudad.
      En caso de tener que usarlo, su precio es bastante barato y hay una amplia red de tranvías, autobuses y trolebuses que os llevarán hasta cualquier rincón de la ciudad.
      • Estocolmo:
      • Esta fue la única ciudad en la que utilizamos el transporte público, ya que las distancias entre algunos de sus principales reclamos turísticos son considerables, pero sobre todo, porque una de las visitas imprescindibles de la ciudad es su espectacular red de metro.
        Dependiendo del número de días que vayamos a pasar en la ciudad elegiremos una versión de la StockholmCard u otra, tarjeta con la que tendremos incluido todo el transporte público de la ciudad (metro, tranvía, autobuses y trenes), más la entrada a la mayoría de museos y atracciones turísticas.
        Estas son las modalidades de tarjeta que podréis adquirir, con la que disfrutaréis de manera ilimitada de todos los medios de transporte público de Estocolmo durante su periodo de validez (Precios de Abril de 2013):
      • Abono de 1 día: 495 coronas (59€)
      • Abono de 2 días: 650 coronas (77€)
      • Abono de 3 días: 795 coronas (94€)
      • Abono de 5 días: 1050 coronas (125€)
      • Podéis consultar los precios actualizados en www.visitstockholm.com/es/stockholmcard/

      Conexiones entre ciudades:

      En este apartado podemos encontrar las distintas alternativas para viajar de una ciudad a otra:

      • Avión:
      • Esta es la mejor opción para cubrir las distancias más grandes, como por ejemplo Riga-Estocolmo. Es posible encontrar vuelos baratos en compañías LowCost como el que sacamos nosotros para ir de Riga a Estocolmo y que nos costó 36€. Para el resto de trayectos no compensa la relación comodidad-precio o ahorro de tiempo-precio.
      • Tren:
      • Existe la opción de viajar entre las ciudades de Tallin y Riga en tren, pero las 8 horas que dura este trayecto no hacen el viaje muy apetecible, más aún teniendo en cuenta que hay autobuses que hacen el mismo recorrido en menos tiempo y por un precio menor.
        Seguramente Helsinki y Estocolmo también estén unidas por diversos tramos de tren, pero esto nos supondría dar un rodeo de casi 2000 kilómetros con el que atravesaríamos completamente Finlandia y Suecia.
      • Coche:
      • En un principio estuvimos barajando la posibilidad de alquilar un coche para movernos de Tallin a Riga, pero por falta de planificación y por culpa de los altos precios que nos querían cobrar por coger el coche en un país y devolverlo en otro, decidimos realizar este trayecto en autobús.
        Sin embargo, una vez en Riga elegimos este medio de transporte para acercarnos en un día hasta los cercanos pueblos de Sigulda y Césis. Como siempre, lo mejor es simular el alquiler en varias compañías de alquiler de coche como Hertz, Europcar o Avis antes de decidir si nos decidimos por esta opción de transporte o no. Nosotros acabamos reservando a través de una agencia un tanto rara con la que terminamos poniéndonos en contacto con un chaval que nos alquiló su coche por 40€ todo el día. Llenar el depósito para entregarlo tal y como nos lo dieron nos costó 24€. Conducir por Letonia es curioso y un tanto peligroso, ya que aunque veamos líneas pintadas en el pavimento, cada uno circula por dónde quiere o por dónde puede. El estado de conservación de las carreteras deja bastante que desear y no es difícil encontrarse con un paso de peatones o unas vías de tren en mitad de las autovías.
      • Autobús:
      • Por nuestra experiencia, esta es la forma más económica para moverse entre Tallin y Riga. Se tarda menos que el trayecto equivalente en tren y los autobuses son muy cómodos. Esta es la página web en la que sacamos los billetes de autobús desde España: http://www.luxexpress.eu/
        El precio del billete de autobús de Tallin a Riga fue de 14€, y la duración del trayecto fue de unas 4 horas y media aproximadamente (precios de verano de 2011).
      • Barco:
      • Si nos faltaba algún medio de transporte por utilizar en nuestro viaje a los países bálticos ese es el barco, la opción que elegimos para cruzar de Helsinki a Tallin.
        Por 32€ cogimos un ferry de 9 plantas en el que durante las 2 horas de travesía del báltico aprovechamos para comer y descansar en un salón situado en la proa desde dónde pudimos contemplar la entrada al puerto de Tallin.


        Aunque hay otras compañías que realizan el mismo trayecto, os dejo la web de la que usamos nosotros Tallink Silja, con la que incluso no tuvimos problemas para cambiar la hora a la que cogíamos el ferry en su oficina central situada en el número 19 de la calle Erottajankatu, a escasos metros del boulevard Esplanadi: www.tallinksilja.com/es/

      Alojamiento:

      Viajar a los países bálticos tiene la ventaja de no ser destinos tan masificados como algunas zonas de centroeuropa, Italia o cualquiera de las grandes capitales europeas como Londres, París o Berlín. No obstante, si viajamos en verano puede que tengamos más problemas para encontrar un alojamiento que se adecue a nuestras necesidades y tengamos menos dónde elegir, así que como siempre, os recomiendo mirar el alojamiento con tiempo, ya que es uno de los mayores gastos del viaje.
      Si tenéis la oportunidad de elegir una ubicación céntrica a un precio asequible habréis logrado lo que todo viajero busca, pero como no es lo más normal, intentad alojaros lo más cerca posible de algún medio de transporte.

      Aunque en general el alojamiento en estas ciudades no es caro, vamos a establecer dos grupos de precios.
      Por un lado están Helsinki y Estocolmo, dónde el precio medio por noche en una habitación triple es de 40€.
      En Tallin y Riga, el precio medio por noche en habitación triple se queda en 20€, un 50% más barato que en sus vecinas del norte.

      Todo depende del tipo de alojamiento que busquéis, ya que la oferta es bastante variada y se ajusta a todos los bolsillos, siendo las principales opciones los albergues, hostales, hoteles y apartamentos.

      Como os he comentado en numerosas ocasiones, la web www.tripadvisor.com es uno de mis referentes en la red para ayudarme a decidirme entre un alojamiento u otro. En esta web podemos consultar la ubicación y leer las críticas de los propios viajeros que se han alojado ya en estos lugares e incluso ver sus propias fotografías del alojamiento, con lo que conseguimos una información de primera mano y más real que la que encontraríamos en la web oficial del propio hotel. Otro punto fuerte de esta web es que te permite realizar una búsqueda de los mejores precios simultáneamente en varias webs para unas fechas concretas, así que prácticamente sin salir de esta página podemos dejar solucionado todo el tema del alojamiento.

      A continuación podéis encontrar una breve reseña de cada uno de los alojamientos que elegimos en mi viaje de 2011, dónde optamos por dormir en hoteles de 2, 3 y 4 estrellas y un hostel, todos ellos con baño propio.

      Alojamiento Helsinki:

      Aquí elegimos el Hotel Arthur, un hotel de 3 estrellas situado a tan solo 5 minutos caminando de lugares como la estación central de trenes o la catedral Luterana de Helsinki.

      Hotel Arthur

      El hotel y la habitación son algo antiguos, pero estaba limpio y la habitación triple era amplia. Dormimos dos noches en una habitación triple cuyo precio por día fue de 115€.

      Alojamiento Tallin:

      En la ciudad medieval de Tallin optamos por alojarnos fuera de los muros del casco histórico en el Hotel Tallink Express, un 2 estrellas situado a medio camino entre el puerto y la entrada sur.
      A pesar de estar algo alejado del centro, en 15 minutos llegábamos a la plaza del ayuntamiento, situada en pleno centro del centro histórico.

      El moderno aspecto exterior y de la recepción engañan, ya que la habitación que nos asignaron era muy básica, poco luminosa y tenía un fuerte olor a humedad.
      El desayuno que estaba incluido en el precio tampoco era muy variado, pero a pesar de estos inconvenientes, como únicamente utilizamos el hotel para dormir, hizo su función correctamente.
      Para estancias más largas o si queréis disfrutar de un hotel con buenas instalaciones os recomiendo elegir otro.
      En esta misma zona hay varios hoteles con mejor pinta pero más caros. Es muy fácil localizarlo gracias a este curioso edificio que estaba situado junto al hotel.

      Hotel Tallink Express

      Dormimos dos noches en una habitación triple cuyo precio por día fue de 60€.

      Alojamiento Riga:

      Riga es otra ciudad cuyos atractivos principales están muy cerca unos de otros y se puede ir andando tranquilamente a cualquier parte de la ciudad, por lo que elegimos el Hotel Riga, situado junto al edificio de la ópera y el parque Bastejkalns
      .
      Hotel Riga

      Este enorme hotel de 4 estrellas es algo antiguo, pero tiene el encanto que le da la historia que atesoran sus muros y su ambiente de la Europa del siglo XX. La limpieza no es su punto fuerte, aunque el mobiliario antiguo tampoco ayuda mucho. Lo esencial, que son las sábanas y el baño sí que están limpios y cuidados.

      Dormimos tres noches en una habitación triple cuyo precio por día fue de 60€.

      Alojamiento Estocolmo:

      Quién nos iba a decir que la habitación abuhardillada del 2kronor Hostel en el distrito de Vasastan iba a ser uno de los mejores alojamientos del viaje. A pesar de estar un poco alejado del centro, tenéis 2 paradas de metro a menos de 10 minutos y numerosos sitios para comer en la zona.
      Habitación e instalaciones muy limpias y el personal de información muy agradable y dispuesto a solucionar cualquier duda o problema.

      Dormimos tres noches en una habitación triple cuyo precio por día fue de 110€.

      Comida y bebida:

      Unas ciudades bañadas por el mar báltico tienen en su dieta una gran variedad de platos elaborados a base de pescado, pero los altos precios de la mayoría de sus platos nos disuadieron de probar sus especialidades centradas principalmente en el pescado ahumado, asado y marinado.
      Bacalao, salmón, arenque, sardinas y peces de los grandes lagos de la zona son los reyes de las pescaderías.

      Otro elemento típico de la dieta en esta zona son todo tipo de carnes con alto contenido en grasa y guarnición a base de patata, lo que los convierte en platos perfectos para soportar las bajas temperaturas del crudo invierno norte europeo pero de difícil digestión.
      Las carnes estrella son las de vaca, cerdo, reno y todo tipo de carne de caza, con las que se elaboran riquísimos guisados.

      Gastronomía Báltica

      Las sopas de verduras, carne o pescado también son típicas de esta zona y sirven de entrante para los platos mencionados anteriormente.

      Algo que nos sorprendió fue el no encontrar un restaurante o bar en cada esquina, tal y como sucede en España y la mayoría de países mediterráneos. Quizá por esta escasez de restaurantes y por los altos precios de la mayoría de sus platos, optamos por comer muchos días en locales de comida rápida, cuyos precios varían del mediodía a la noche.

      Por ejemplo, en Estocolmo cuesta aproximadamente 1€ más caro cenar que comer en un McDonalds, y además, por la noche sólo hay uno o dos tipos de hamburguesas.

      Si vuestro presupuesto os da para comer y cenar en restaurantes y disfrutar en profundidad de la gastronomía de estos países, os recomiendo huir de los restaurantes situados en las zonas más turísticas, ya que los precios suelen ser mayores que dos o tres calles más allá, y es que, como sucede en todas partes, el precio final depende del restaurante y de dónde esté ubicado.

      Con respecto a la bebida, una de las más consumidas es la cerveza, seguida de cerca por el aguardiente, el café o el vodka.
      Poco a poco el vino va ganándose un hueco, pero el precio de una copa ronda los 5€.
      Las bebidas alcohólicas son difíciles de conseguir y bastante caras, excepto el vodka, del que encontramos precios que se ajustan a todos los bolsillos pero a cambio de bajar mucho la calidad en el caso de las marcas más baratas.

      Presupuesto y algunos precios:

      Este siempre es uno de los principales quebraderos de cabeza cuando empezamos a organizar un viaje, y es que al final la pela es la pela. Tendremos que ajustar la duración del viaje, las vistas y excursiones, el tipo de alojamientos o el presupuesto dedicado a comidas para que ese viaje soñado no se convierta en un agujero negro en nuestra economía doméstica.
      Por eso, a continuación voy a compartir con todos vosotros los precios por persona de varios aspectos de mi viaje por los países bálticos de 2011 con los que podréis calcular un presupuesto bastante cercano a la realidad:

      • Vuelos de ida y vuelta y vuelo interno Riga-Estocolmo: 270€
      • Autobús Aeropuerto Helsinki - Helsinki: 4€
      • Autobús Aeropuerto Estocolmo (Skavsta) - Estocolmo (ida y vuelta): 28€
      • Alojamiento 10 noches en habitación triple: 280€
      • Comida y bebida: 20€ al día por persona
      • Botella de agua pequeña: 0,70€
      • Barco a isla Suomenlinna de Helsinki: 4€
      • Entrada a iglesia de San Olaf en Tallin: 2€
      • Entrada Torre de la Basílica de San Pedro en Riga: 3€
      • Entrada al castillo de Cesis: 1,50€
      • Entrada al castillo de Turaidas en Sigulda: 3€
      • Stockholm Pass de 3 días para Estocolmo: 73€

      Teniendo en cuenta los precios anteriores, el presupuesto total de un viaje de 11 días a los países bálticos como el que yo hice en 2011 en el que visitamos Helsinki, Tallin, Riga, Sigulda, Cesis y Estocolmo, en el que están incluidos vuelos, alojamiento, comida, transporte, entradas y visitas... sale por unos 950€.

      Consejos finales :

      Idioma:

      El miedo a no poder comunicarnos con el resto de la gente es algo que se nos puede venir a la cabeza cuando planificamos un viaje a cuatro países distintos con cuatro idiomas propios como son el finés (Helsinki), el estonio (Tallin), el letón (Riga) o el sueco (Estocolmo), pero no hay por qué preocuparse, ya que en todos estos lugares siempre encontraremos alguien con quien poder hablar en inglés.

      El nivel de inglés es bastante bueno sobre todo en Helsinki y Estocolmo, aunque en Tallin y Riga el idioma tampoco será un hándicap, lo que no impide que nos encontremos con problemas puntuales para entendernos al ir a sacar una entrada o mientras elegimos platos en un menú escrito en cualquiera de los idiomas comentados anteriormente.
      No obstante, en la mayoría de los casos encontraremos alguien que nos haga de intérprete en una taquilla o restaurantes con la carta en varios idiomas.
      En alguna ocasión nos sorprendimos al encontrarnos con una camarera que hablaba en castellano y un menú traducido al español.

      Los mejores lugares para hacernos entender sea cual sea nuestro nivel de inglés son los hoteles y las oficinas de turismo e información. Si os encontráis muy apurados este puede ser vuestro salvavidas.

      Además, existen infinidad de guías que incluyen un aparatado con vocabulario y algunas de las expresiones más comunes en los distintos idiomas, o podemos descargar algún traductor para smartfone o tablet que tengan la posibilidad de funcionar offline, para que no os llevéis un susto con la factura telefónica.

      Que el idioma no se convierta en un motivo de dudas y problemas que os haga desistir de vuestro viaje, porque a pesar de no viajar con la seguridad que dan los guías de los viajes organizados, siempre nos quedará la opción de hacernos entender mediante el lenguaje de signos, que es universal y funciona perfectamente en cualquier rincón del mundo.

      Moneda y dinero:

      La moneda oficial utilizada Helsinki y Tallin es el euro, así que si viajáis desde la mayoría de países de la Unión Europea no necesitaréis cambiar de moneda.
      Letonia está en proceso de adoptar el euro como moneda oficial a corto plazo, mientras que Suecia no tiene prevista su entrada en el euro. En este momento (abril de 2013), aún conservan su monedas propias, por lo que necesitaremos cambiar nuestros euros por lats letones o koronas suecas.


    • Riga:



    • La moneda oficial de Letonia es el lats letón (LVL), que podemos encontrar con los siguientes valores:
      • Billetes: 500, 100, 50, 20, 10 y 5 lats
      • Monedas: 1 y 2 lats y 50, 20, 10, 5 , 2 y 1 céntimos (santims)
      Para conocer el tipo de cambio actual de euros a lats, podéis consultar la siguiente página web:
      Conversor EUR/LVL
      El mejor sitio para cambiar moneda suelen ser las casas de cambio repartidas por la ciudad, ya que cobran una comisión mucho menor que la de hoteles y aeropuertos.


    • Estocolmo:



    • La moneda oficial de la Suecia es la Corona Sueca (SEK), que podemos encontrar con los siguientes valores:
      • Billetes: 20, 50, 100, 500, 1.000 y 10.000 coronas
      • Monedas: 50 öre, 1, 5 y 10 coronas
      Para conocer el tipo de cambio actual de euros a coronas, podéis consultar la siguiente página web: Conversor EUR/SEK
      El mejor sitio para cambiar moneda son las oficinas de Forex, X-Change o el banco sueco SEB, dónde nos ofrecen cambios de moneda muy atractivos.

      En estos cuatro países encontramos muchos sitios en los que es posible pagar con tarjeta de crédito y así ahorrarnos la comisión bancaria al sacar dinero en los cajeros, pero por si acaso no nos queda otra y necesitamos sacar dinero en cualquiera de los cajeros distribuidos por las calles de cada ciudad, sería conveniente conocer cuál es la comisión que nos cobrará nuestro banco antes de salir de viaje.

      Hora oficial:

      La hora oficial de Finlandia, Estonia y Letonia es UTC/GMT +2, por lo que en estos tres países tendremos que adelantar una hora nuestros relojes con respecto al horario de España.
      En Estocolmo utilizan el mismo huso horario que en España, por lo que no será necesario ajustar nuestros relojes.

      Electricidad y enchufes:

      La red eléctrica funciona a 220v y los enchufes son los mismos que en España (2 machos redondos), así que no tenemos que preocuparnos de comprar ningún adaptador para cargar nuestros móviles, portátiles o cámaras fotográficas.

      Seguro médico:

      Como ciudadanos de la Unión Europea, sólo necesitamos llevar la Tarjeta sanitaria Europea para poder recibir asistencia sanitaria de manera gratuita.

      Aunque no es algo imprescindible, siempre es conveniente llevar algún tipo de seguro médico porque nunca estamos exentos de sufrir un accidente, una indigestión o una caída, por lo que os recomiendo que llevéis siempre a mano la tarjeta sanitaria europea o la tarjeta de vuestro seguro médico privado.

      Aquí termina este artículo con el que espero haber contribuido a facilitaros la preparación de vuestro viaje a los países bálticos por vuestra cuenta.

      Si tenéis alguna duda que no haya quedado resuelta con este u otros artículos, no dudéis en consultarme a través de los comentarios, de esta forma intentaremos resolver esas dudas de última hora entre todos los lectores de Photoviajeros.
      Podéis completar y ampliar la información sobre cada una de las ciudades en sus respectivas páginas web de turismo:

      Espero vuestros comentarios y que compartáis con todos nosotros que os han parecido cada una de las ciudades a la vuelta de vuestro viaje , que es lo que más o ha gustado y lo que menos, y todos los datos que consideréis interesantes para que otros lectores puedan organizar mejor un viaje a los países bálticos por su cuenta.

      6 comentarios:

      Anónimo dijo...

      Muy bueno!!..mil gracias por compartir tu experiencia!!...me habían recomendado hacer este viaje organizado pero tu relato me ha animado ha hacerlo por libre!!!!!!!!

      PhotoViajeros dijo...

      Me alegro de que te hayas animado a viajar a esta zona de Europa por tu cuenta. Ya verás como es muy sencillo de organizar y te lo pasas genial visitando sólo lo que a ti te interesa. Ya nos contarás a la vuelta!

      JENY dijo...

      Vamos a ir unos días a Letonia por nuestra cuenta. Hemos leído que el agua no es potable me preocupa un poco el teme ya que soy muy hipocondriaca, ¿Qué me puedes decir al respecto?

      PhotoViajeros dijo...

      Hola Jeny, yo siempre que viajo fuera de mi país procuro beber agua embotellada, más que nada porque la manera de tratar el agua es diferente en cada lugar.
      Dudo bastante que el agua no sea potable, simplemente estará tratada de una manera distinta, así que no te preocupes y utiliza agua embotellada para evitar cualquier problema.
      Que disfrutes el viaje!

      Gabriel dijo...

      Hola! Muchas gracias por tanta información!. Les hago una consulta. Saben si la terminal de ferrys de tallin tienen dónde guardar en consigna el equipaje? Muchas gracias!

      PhotoViajeros dijo...

      Hola Gabriel, pues siento no poder ayudarte porque nosotros llevamos el equipaje en el barco (donde si que hay una consigna), pero en el puerto no se si tienen ese servicio. De todas formas, si vas a hacer un viaje de ida y vuelta a Helsinki, puedes dejar el equipaje en el hotel donde estés alojado en Tallin, y ahí si que no vas a tener ningún problema. Un saludo!

      Publicar un comentario en la entrada

      ¿Quieres dejar un comentario?

      Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

      Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.