Bratislava, la desconocida del Danubio ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

Bratislava, la desconocida del Danubio

La capital eslovaca situada a orillas del Danubio en pleno centro geográfico de Europa, es una de las grandes desconocidas del viejo continente, una ventaja que nos permite descubrir sin las aglomeraciones de turistas del resto de capitales centroeuropeas una ciudad de aproximadamente medio millón de habitantes que ha experimentado un gran desarrollo a nivel económico, industrial, cultural y turístico desde su adhesión a la Unión Europea en 2004, sin dejar de lado sus raíces comunistas presentes en muchos de los edificios situados a escasa distancia del casco histórico.

Novy Most

Os propongo recorrer y descubrir los rincones de esta ciudad situada a tan sólo 60 Km. de Viena y muy cerca de la frontera con Austria y Hungría en un itinerario que voy a dividir en dos partes para facilitar su lectura.


Comenzamos en una de las zonas más altas de la ciudad, en medio de una urbanización de lujosas viviendas unifamiliares, dónde se encuentra el Monumento a Slavín, dedicado a los soldados soviéticos que murieron durante la liberaron de Bratislava en la II Guerra Mundial.

Monumento a Slavin

Se inauguró en 1960 al cumplirse el 15º aniversario de la liberación de la ciudad por las tropas soviéticas, y el elemento principal es un enorme obelisco de 39,5 metros sobre el que se erige una estatua que representa a un soldado enarbolando la bandera soviética mientras pisa una cruz nazi.

Bajo el obelisco se encuentra un edificio que alberga el fuego eterno, y en cuyas paredes aparecen grabadas las fechas de liberación de las principales ciudades de Eslovaquia entre los años 1944 y 1945.
Desde sus columnas de hormigón parte una escalinata que aparece custodiada por dos grandes estatuas de bronce a ambos lados.

Monumento a Slavin Monumento a Slavin

Junto al obelisco también podemos ver las tumbas de 6845 soldados del ejército rojo que murieron durante la liberación de Bratislava en abril del 1945.

Monumento a Slavin

Su situación privilegiada en uno de los montes de los Pequeños Cárpatos, nos permite contemplar una de las mejores panorámicas de la ciudad y de algunos de sus monumentos más representativos, como por ejemplo el Castillo de Bratislava, hacia dónde nos dirigiremos a continuación para seguir nuestra ruta particular.

Monumento a Slavin

Callejeando por las calles de la urbanización, descendemos rápidamente hasta llegar a la calle Palisady, que nos conduce directamente hasta las inmediaciones del Castillo de Bratislava, el auténtico símbolo de la ciudad.

Castillo de Bratislava

Es un edificio bastante simple de forma cúbica con torres en cada una de sus cuatro esquinas que se levanta estratégicamente sobre una colina fortificada desde la que se divisa perfectamente un amplio tramo del Danubio y de los terrenos que lo rodean.

Seguramente os sorprenderá el excelente estado de conservación, más aún cuando os diga que este castillo data del siglo X, que ha pasado por múltiples reformas y guerras, y que tras un enorme incendio en 1811 éste queda prácticamente destruido.
Durante más de un siglo permanece abandonado, pero en 1950 se inicia su reconstrucción, por lo que vemos hoy en día tiene apenas medio siglo de "historia", aunque sí que podemos contemplar algunas partes de la construcción originaria.
Hoy en día el castillo alberga algunas colecciones del Museo Nacional y del Museo de Historia.

Castillo de Bratislava

Junto al castillo y dentro del recinto fortificado podemos pasear por sus jardines en los que se encuentra esta estatua de St. Elizabeth de Hungría, la hija del rey Húngaro Andrew II, y contemplar el casco histórico de la ciudad con la torre en obras de la Catedral de San Martín situada muy cerca del Danubio.

Castillo de Bratislava

Castillo de Bratislava

Después de ir bordeando todos los jardines, bajamos por una calle empedrada situada entre las dos murallas defensivas pasando bajo un torreón en el que se situaba una de las puertas de acceso al castillo, y siguiendo esta misma calle hasta el final llegaremos a la Casa del Buen Pastor, un edificio de estilo rococó construido a mediados del siglo XVIII que tiene una pequeña estatua de Jesucristo que es la que da nombre a la casa en la fachada orientada hacia la autovía.

Casa del Buen Pastor

Caminando junto a la autovía podemos ver los restos de la muralla defensiva de la ciudad, a la que por cierto le hace falta una buena reconstrucción, ya que su situación junto a una autovía hace que esté bastante deteriorada y no sea accesible.
A los pocos minutos llegaremos a un puente que cruza sobre dicha carretera y que nos conduce directamente hacia el casco antiguo de la ciudad por una calle peatonal compartida con los raíles del tranvía.

Nuestra siguiente parada es la iglesia y monasterio de los Capuchinos, dedicada a San Esteban de Hungría, y que como su nombre indica pertenece a la Orden de los Capuchinos que llegaron a Bratislava en 1676.
En la plaza situada justo delante podemos ver una columna barroca con una estatua dedicada a la Virgen Inmaculada.

Iglesia de los Capuchinos

A menos de 100 metros se encuentra otra de las iglesias barrocas más importantes de la ciudad, la parroquia de la Santísima Trinidad.
Construida a primeros del siglo XVIII tomando como modelo la iglesia de San Pedro de Viena, originalmente servía a la Orden de los Trinitarios, pero a partir de 1854 pasó a denominarse parroquia de la Santísima Trinidad.

Santísima Trinidad

Casi enfrente de esta iglesia arranca una de las principales calles de Bratislava, Michalská, por dónde cruzaremos un puente en el que varios artistas exponen sus cuadros, objetos de madera... y que pasa sobre unos jardines super chulos con terracitas en las que entran ganas de tomarse algo en este privilegiado lugar situado a escasos metros de la Torre de San Miguel.

Torre de San Miguel

Nada más cruzar el puente nos encontramos con la Puerta de San Miguel, uno de los símbolos de Bratislava y casi el único vestigio de la muralla medieval que protegía a la ciudad.
Su torre de 51 metros se construyó en el siglo XIV y desde la última planta dicen que se pueden contemplar las mejores vistas de la ciudad. Actualmente alberga el museo de armas, y justo al lado se encuentra la casa más estrecha de Europa, ¿por qué será que en todas las ciudades siempre hay una casa que dicen que es la más estrecha de Europa o del mundo?

Torre de San Miguel

Según cuenta una leyenda eslovaca, si pasamos bajo la torre hablando moriremos al cabo de un año y un día, y para evitarlo, hay que volver a pasar sin respirar y pedir un deseo.
De ser cierto, hay que tener mala idea, ya que bajo la torre se encuentra el "kilómetro cero" de Eslovaquia desde el que se mide la distancia a distintas capitales mundiales, y quien más quien menos hace algún comentario cuando encuentra su ciudad o la capital más cercana a su lugar de residencia.

Torre de San Miguel

Qué lejos estamos de casa....

Torre de San Miguel

Al cruzar bajo la Puerta de San Miguel entramos de lleno en el casco antiguo de Bratislava, peatonal en su mayoría, y continuando por la calle Michalská nos encontramos con multitud de terrazas en las que disfrutar de esta tranquila pero turística zona de la ciudad alejada del tráfico y con la Torre de San Miguel vigilándonos al fondo.

Torre de San Miguel

Continuamos descendiendo por la misma calle que a partir de cierto momento pasa a denominarse Ventúrska hasta que llegamos a otra de las principales calles del casco histórico, Panská, en dónde giraremos a la derecha para ver una de las estatuas más curiosas de Bratislava a la altura del número 29.
Se trata de una minúscula estatua de un hombre inclinado en la fachada de una casa que según unas teorías es una escultura que pretende ridiculizar a un vecino cotilla, pero según otras representa a un pastelero que se encontraba haciendo sus necesidades cuando recibió la visita del rey, y con las prisas por salir a atenderle, apareció sin darse cuenta de que no se había subido los pantalones.
Personalmente me gusta mucho más la segunda por lo cómico de la situación ;)

Caganer

A poca distancia se encuentra la Catedral de San Martín, la iglesia principal y más importante de Bratislava.
Construida entre los siglos XIII y XVI en un estilo gótico mucho más sobrio que el Español, fue el lugar de coronación de once reyes de Hungría y sus esposas consortes entre 1563 y 1830.
Destaca su torre de 85 metros coronada por una réplica de la Corona Real de Hungría dorada de más de 300 kilos de peso.
Como podéis ver en esta y otras fotografías, cuando visité Bratislava en verano de 2010 estaba en pleno proceso de restauración, por lo que me fue imposible ver la fachada, la torre o el interior.

Catedral de San Martín

Desde aquí nos dirigimos a la larga, tanto en nombre como en distancia con sus 400 metros de longitud, Hviezdoslavovo námestie, una plaza peatonal con jardines, fuentes, estatuas y varios edificios emblemáticos además de alguna que otra embajada.

En la parte más cercana al Puente Nuevo se encuentra una estatua construida en 1713 para conmemorar el final de una epidemia de peste que asoló la ciudad a finales de 1712.

Hviezdoslavovo námestie

Comenzamos a caminar por esta zona peatonal ajardinada en cuyos laterales hay bastantes locales de ocio, restaurantes, cafeterías, heladerías... en una parte, y las embajadas de Alemania y EEUU en la otra.

Hviezdoslavovo námestie

Llegando casi al otro lado de la plaza comenzamos a divisar el que sin duda es el edificio más importante de la misma, la Ópera del Teatro Nacional Eslovaco.

opera de Bratislava

En la explanada situada delante de este edificio se encuentran varios puestos de souvenirs, y muchas veces se utiliza para eventos culturales.

Hviezdoslavovo námestie

Merece la pena acercarse y ver los detalles del edificio de la Ópera desde más cerca, y por lo que he leído, si vais con tiempo de ver alguna función, los precios de las entradas son bastante asequibles.

opera de Bratislava

Tras caminar por Hviezdoslavovo námestie nos dirigimos hacia el río por la calle Mostová, dónde pasaremos por delante del edificio de la Filarmónica Eslovaca, el Casino-café Reduta y el Ministerio de Medio Ambiente, que da a una plaza con una curiosa escultura situada en el centro de la misma.

Casino-café Reduta

Desde aquí, comenzamos a caminar por un paseo fluvial que discurre junto al Danubio pero que al no encontrarse en el centro de la ciudad, está poco concurrido a pesar de hacer un día excelente para caminar y tomar el sol sin un calor excesivo.

Bratislava

Unos metros después nos sentamos a descansar un rato en una zona ajardinada en la que nos acompaña una estatua dedicada a los soldados caídos durante la liberación de Bratislava en la II Guerra Mundial.

Bratislava

Siguiendo nuestra ruta, pasamos junto al Museo Nacional Eslovaco en dirección a un puente de hierro que cruza el río y que nos indica el lugar por el que volvemos a adentrarnos en la ciudad, pero eso ya lo veremos en la segunda parte del recorrido por las calles de Bratislava.

Aquí podéis ver el mapa con la primera parte del recorrido por las calles de Bratislava:


Ver Bratislava - Primera parte en un mapa más grande

Para ver todas las fotografías de Bratislava y su ubicación exacta en el mapa, no dudéis en visitar la Galería fotográfica de Bratislava.

3 comentarios:

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

PhotoViajeros dijo...

Feliz 2012 para ti también Daniel!!
Gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado el blog, así que te invito a pasarte cuando quieras y que leas otros artículos que te parezcan interesantes.
Un saludo!

Wine dijo...

Que lindo tu blog !!! también participo en el concurso 20 minutos, soy de Argentina !! y participo en gastronomía !!, si aun no votaste, te das una vuelta y te gusta espero ti voto !!! Gracias y Felicitaciones !!!

http://lablogoteca.20minutos.es/wine-mdq-26018/0/

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?

Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.