Monte Nebo, un mirador a la Tierra Prometida ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

Monte Nebo, un mirador a la Tierra Prometida

En nuestro recorrido por Jordania hicimos una parada en otro de esos lugares cargados de historia que tanto abundan por estos lares.
El Monte Nebo es un pico de 817 metros de altura desde el que se puede contemplar de un solo vistazo toda la Tierra Prometida, un lugar en el que uno de los personajes más importantes del judaísmo, el cristianismo y el islam logró su objetivo después de vagar durante 40 años por el desierto tras liberar al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto.

Según los textos bíblicos, este fue el lugar desde el que Moisés divisó por primera vez la Tierra Prometida poniendo punto y final a un largo Éxodo hacia Israel, una tierra que paradójicamente, él jamás pisaría...

Monte Nebo


La importancia de este lugar podemos encontrarla en el Antiguo Testamento, concretamente en el capítulo 32 del libro del Deuteronomio:

Y subió Moisés desde la llanura de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está frente a Jericó, y el Señor le mostró toda la tierra: Galaad hasta Dan, todo Neftalí, la tierra de Efraín y de Manasés, toda la tierra de Judá hasta el mar Occidental, el Neguev y la llanura del valle de Jericó, la ciudad de las palmeras, hasta Zoar. Entonces le dijo el Señor: Esta es la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: "Yo la daré a tu descendencia. Te he permitido verla con tus ojos, pero no pasarás a ella." Y allí murió Moisés, siervo del Señor, en la tierra de Moab, conforme a la palabra del Señor.

Comenzamos la visita a este importante enclave bíblico contemplando unos mosaicos bizantinos que se encuentran en una carpa-museo y en un pequeño edificio anexo que hace las veces de sala de exposiciones.

Monte Nebo

Monte Nebo

Tras leer varios paneles informativos y contemplar algunos detalles de los mosaicos, nos dirigimos hacia la zona de miradores situada a espaldas de la Basílica de Moisés, que se construyó en el lugar dónde se piensa que fue enterrado el profeta, aunque la verdad es que a día de hoy todavía no se conoce la ubicación exacta de su tumba.
Desde aquí, los días claros y sin brumas podemos contemplar la misma panorámica de la Tierra Prometida que vio Moisés hace miles de años: Jerusalén, Belén, el Monte de los Olivos, el mar Muerto o el valle de Jericó.

Monte Nebo

En toda esta zona también se encuentran algunos restos de los cimientos del antiguo monasterio.

Antes de irnos intentamos entrar en la Basílica de Moisés, un templo que data del siglo IV y que fue ampliado durante la época Bizantina, cuando también se añadieron los famosos mosaicos que aun hoy se conservan en su interior. Unas obras de mantenimiento nos impidieron ver los mosaicos en persona, así que nos tuvimos que conformar con las fotografías que habíamos visto en la carpa-museo del principio y los mosaicos que había junto a ellas.

Monte Nebo

Para terminar la visita nos detuvimos unos instantes ante una enorme piedra circular conocida como Abu Badd.
Aunque el lugar en el que tradicionalmente se piensa que fue enterrado Jesucristo tras la crucifixión es el Santo Sepulcro situado en la ciudad vieja de Jerusalén, hay quien cree que la verdadera ubicación de dicho sepulcro se encuentra en el Jardín de José de Arimatea, al norte de la Puerta de Damasco y algo más alejado del casco antiguo de Jerusalén.

Allí hay un sepulcro que coincide con la descripción que se hace en algunos pasajes de la biblia, y delante de la puerta que permite acceder a su interior, se puede ver un canal por el que supuestamente se deslizaba una piedra rodante similar a esta, que se cree que fue utilizada como puerta para algún templo bizantino ubicado en las inmediaciones del Monte Nebo.
Buscando más información acerca de esta piedra, encontré que hay bastantes posibilidades de que sea la misma que estaba en el Jardín de José de Arimatea, aunque no me ha parecido convincente ninguna de las historias que tratan de explicar cómo la enorme piedra rodante acabó en este lugar.

Monte Nebo


Organiza tu visita:

  • Horario de verano: abre todos los días de 7:00 a 19:00
  • Horario de invierno: abre todos los días de 7:00 a 17:00
  • Duración de la visita: 30- 45 minutos
  • Entrada al Monte Nebo (año 2014): 1 JOD (1,25€ aprox.)
  • Cómo llegar: Está a poca distancia de Amman o Madaba. En el siguiente enlace podéis encontrar la ubicación exacta para llegar hasta allí en coche: Monte Nebo

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?

Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.