Ruta circular a Peña de la Cabra desde Berzosa del Lozoya ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

Ruta circular a Peña de la Cabra desde Berzosa del Lozoya

Datos de la Ruta:

Señalización: senderos, pistas forestales, cortafuegos, hitos de piedra y campo a través.
Longitud: 16 Km.
Duración: 9:30 horas (incluyendo varias paradas)
Ruta circular:
Salida: Mirador de Berzosa del Lozoya
Llegada: Mirador de Berzosa del Lozoya
Altitud mínima: 1.018 metros
Altitud máxima: 1.834 metros
Grado de dificultad: Alto. El tipo de terreno en algunas zonas y la escasez de señalización en otras complican la ruta en varios tramos.
Descripción: Ruta circular que comienza a las afueras de Berzosa del Lozoya, concretamente en un mirador situado al final de la calle Balcón. Desde allí ascenderemos a través de un sendero hasta las inmediaciones del pico Abrigaño (1418m.). A partir de este punto la ruta es un suave y continuo ascenso de unos 7km hasta la Peña de la Cabra (1834m.). Desde este lugar el camino se complica al no existir casi señalización y encontrarnos con un terreno de pizarra que en condiciones climatológicas adversas puede hacer prácticamente imposible e impracticable la ruta. Tras un fuerte descenso campo a través hasta la carretera M-130, nos encontramos con un tramo de 1,5 km. aproximadamente en el que tendremos que cubrir un desnivel ascendente de 350 metros a través de un cortafuegos. Desde las inmediaciones de El Picazo (1392m.) comenzaremos el descenso rumbo al lugar en el que comenzamos la ruta. Es conveniente ir bien provisto de agua y bebidas isotónicas, ya que es una ruta larga en la que no es difícil perderse y sin ninguna fuente o riachuelo dónde poder rellenar la cantimplora.


Perfil Elevación Ruta Peña de la Cabra desde Berzosa del Lozoya


Como os comentaba en el resumen de la ruta, ésta comienza a las afueras del madrileño pueblo de Berzosa del Lozoya. Para llegar hasta el mirador, dónde podremos aparcar sin ninguna dificultad, seguimos las indicaciones que encontraremos por el pueblo hacia el mirador y la zona de vuelo. Hay que tener en cuenta que algunas de las calles de esta localidad son de tierra y pueden ser complicadas si intentamos circular por ellas con mal tiempo.

Podéis calcular la mejor ruta en coche para llegar hasta aquí en el siguiente enlace a google maps, dónde solo tendréis que escribir la dirección de origen en el recuadro situado en la parte superior izquierda de la pantalla:

Como llegar hasta Berzosa del Lozoya desde cualquier lugar

Tras echar un vistazo desde el mirador en el que hemos aparcado, tomamos un pequeño sendero que sale a nuestra derecha justo a la entrada de esta zona de explanada y antes de la primera curva a izquierdas del camino de tierra por el que hemos subido con el coche.
A los pocos minutos ya podremos ver el pueblo de Berzosa del Lozoya desde las alturas con parte del embalse de Puentes viejas y las cumbres de la sierra de Guadarrama al fondo.

Peña de la Cabra

Continuamos ascendiendo por un estrecho sendero entre jaras y alguna que otra zarza que acabó arañándonos las piernas...

Peña de la Cabra

...hasta que llegamos al cordal por el que discurrirá la primera parte de la ruta y desde donde ya podemos divisar nuestro objetivo: la Peña de la Cabra.

Peña de la Cabra

Tomamos el sendero que recorre todo el cordal hacia la izquierda para dirigirnos en primer lugar al Pico Abrigaño (1418 m.)...

Peña de la Cabra

...en cuyas inmediaciones comenzamos a ver de una manera más notable afloramientos de pizarra que en algunos puntos forman pequeñas crestas dentadas.

Peña de la Cabra

A nuestra derecha podremos ver en todo momento el impresionante macizo rocoso de la Peña de la Cabra...

Peña de la Cabra

...mientras seguimos avanzando por un sendero que sube y baja suavemente atravesando Peña Parda (1475 m.) en primer lugar y que enfila hacia la Peña del Águila (1655 m.)...

Peña de la Cabra

...adonde llegaremos tras un pronunciado ascenso de 1km. pero que resulta bastante sencillo y asequible.

Peña de la Cabra

Desde allí continuamos hasta el Alto de las Rozas (1675 m.), en cuyas inmediaciones hicimos el primer alto en el camino para comer sin saber que tendríamos compañía.

Peña de la Cabra

Cuando ya llevábamos medio bocadillo, de repente comenzamos a escuchar los cencerros de un grupo de cabras que habíamos dejado atrás pocos minutos antes. El sonido fue aumentando en cuestión de segundos hasta que, casi sin darnos cuenta, nos vimos rodeados por un rebaño de unas 50 cabras que se acercaban a nosotros con esa mirada de bicho desquiciado que solo una cabra te puede echar.
Como si se tratase de un auténtico ejército, nos dejaron en medio de un círculo que cada vez se iba estrechando más y más a medida que se acercaban, hasta que llegó un momento que las tuvimos a menos de medio metro husmeando en las mochilas e intentando hacerse con nuestras viandas.

Peña de la Cabra

No nos quedó más remedio que levantarnos y largarnos de allí porque algunas de las cabras parecían dispuestas a liarse a cabezazos con nosotros en cualquier momento y claro, como eran mayoría, no era cuestión de montar una batalla campal con las cabras por un bocadillo de jamón :)

Peña de la Cabra

Durante unos minutos nos siguieron en la distancia, pero al final logramos perderlas de vista entre los peñascos...

Peña de la Cabra

...aunque hasta que no las tuvimos lo suficientemente lejos no retomamos el almuerzo.

Peña de la Cabra

Unos 300 metros después llegamos a un cruce de caminos forestales, dónde hay que seguir por el que se interna de frente entre los pinares. Si os equivocáis y cogéis el de la derecha, iréis bordeando la cima de Peña de la Cabra a media altura por su ladera oeste, pero al final del todo llegaréis a un amplio cortafuegos ascendente por el que discurre el último tramo de esta ruta.

Peña de la Cabra

Continuamos otros 500 metros por el Collado de la tiesa hasta que el camino se bifurca de nuevo. En ese punto ya tenemos la cima de la Peña de la Cabra justo delante, así que abandonamos el camino forestal...

Peña de la Cabra

...y seguimos por un sendero que poco a poco nos va a cercando a nuestro objetivo.

Peña de la Cabra

Durante 1,5 km iremos ascendiendo de una manera continua pero bastante asequible hasta la base de esta mole rocosa formada por grandes bloques de pizarra suelta. Llegados a este punto se puede optar por varias opciones para subir hasta lo más alto.
La primera y más asequible es bordear la cima por la izquierda y acometer la subida por su cara noreste.
Otra opción es ascender por la vertiente oeste, dónde os tocará hacer más de una trepada entre los canchales de pizarra. Con lluvia, nieve, hielo o viento, desaconsejo totalmente intentar el ascenso por esta zona, ya que el riesgo de despeñarse es bastante alto.
Como tercera opción, podéis hacer una trepada muy sencilla y divertida por la cara norte. En la siguiente fotografía podéis ver la zona por la que subimos nosotros.

Peña de la Cabra

Una vez arriba, lo primero es inmortalizarse junto al vértice geodésico de Peña de la Cabra (1834 m.)...

Peña de la Cabra

...pero a partir de ese momento, ya sólo hay sitio para el silencio y el disfrute del espectacular paisaje que nos rodea.

Peña de la Cabra

Desde aquí es fácil reconocer la Sierra de Guadarrama al fondo, la cima de Peña Parda por la que pasamos anteriormente en primer plano, y entre ambas zonas montañosas, los embalses de El Villar y Puentes Viejas.

Peña de la Cabra

Mirando hacia el norte podemos ver la sierra de Ayllón y algunos de sus picos más emblemáticos como por ejemplo Peña Cebollera, el Pico del Lobo o el Ocejón.

Peña de la Cabra

Hacia el oeste nos encontramos con el Pico de la Tornera y la pequeña localidad de Puebla de la Sierra a sus pies...

Peña de la Cabra

...mientras que la vista que para mi gusto es la más sobrecogedora, es la que existe mirando al suroeste en dirección al embalse de El Atazar.

Peña de la Cabra

Tras un descanso de media hora en el que aprovechamos para guardar en nuestras retinas el paisaje, también grabé un corto Timelapse que podéis ver a continuación:


Retomamos el camino para afrontar la parte más complicada de la ruta, y es que a partir de este punto no existe prácticamente señalización ni caminos para descender desde Peña la Cabra hasta el inicio del cortafuegos por el que regresaremos hasta Berzosa del Lozoya.
La primera referencia que tomamos es la cima del alto de Matarredonda (1391 m.), situado al sur de nuestra posición...

Peña de la Cabra

... y al que llegaremos fácilmente siguiendo un minúsculo y casi invisible sendero que recorre todo el cordal en el que de vez en cuando todavía encontraremos algunos hitos de piedra tamaño XXL que sobre todo servirán para orientarse en un terreno cubierto de nieve.

Peña de la Cabra

Os recomiendo que os asoméis (con cuidado) sobre las crestas de pizarra situadas a la derecha para contemplar las espectaculares subidas conocidas como los Canales de la Peña de la Cabra y que no perdáis de vista el embalse de El Atazar. Si el día no está muy nublado, en el horizonte se puede distinguir la silueta de las cuatro torres de la castellana, los edificios más altos de la capital de España.

Peña de la Cabra

Justo antes de comenzar una abrupta bajada sobre grandes planchas de pizarra, echamos un último vistazo a nuestra izquierda para contemplar el Pico de la Tornera con Puebla de la Sierra en lo más profundo del valle y el Pico del Ocejón al fondo a la izquierda de la siguiente fotografía:

Peña de la Cabra

Aquí hay que ir con cuidado, ya que las losas de pizarra resbalan y se resbalan, por lo que es fácil caerse o torcerse un tobillo. Mientras bajamos, a nuestra derecha podemos ver el inclinado cortafuegos por el que ascenderemos en el último tramo de la ruta.

Peña de la Cabra

Una vez superada esta primera parte del descenso, echamos la vista atrás y nos parece mentira que hayamos sido capaces de bajar por ahí. ¿Por eso se llamará peña de la cabra, porque sólo las cabras y los que estamos como ellas nos atrevemos a caminar por allí?

Peña de la Cabra

Aprovechando algunos tramos no tan inclinados como los que acabamos de superar hacemos un descanso para que las piernas temblorosas se recuperen del esfuerzo mientras contemplamos el circo de la Peña de la Cabra coronado por el pico del mismo nombre.

Peña de la Cabra

A partir de este punto la cosa se complica. No existe camino ni señalización, de repente nos encontramos con algunos cortados de varios metros, una espesa vegetación y rocas afiladas por todas partes que dificultan muchísimo nuestra marcha.
Para afrontar este tramo mi único consejo es que intentéis localizar la carretera y que bajéis por el camino más cómodo que encontréis, algo que sin lugar a dudas es muy fácil de decir pero muy difícil de encontrar. Para que os hagáis una idea, desde que vimos la carretera por primera vez (en la siguiente fotografía) hasta que llegamos a ella, pasaron casi 45 minutos en los que cubrimos una distancia de apenas 400 metros.

Peña de la Cabra

Cuando por fin llegamos a la estrecha carretera que une las localidades de Berzosa del Loyola y Puebla de la Sierra, estuvimos más de 5 minutos quitándonos restos de los arbustos y tierra de las zapatillas. Otra vez estábamos con las piernas cargadas y temblorosas, y es que en total, el descenso desde la Peña de la Cabra hasta la carretera son 4 km en los que hay que usar la intuición y el sentido común para encontrar el mejor camino posible.

Tras descansar un poco y reponer fuerzas, comenzamos a caminar por la carretera en dirección al cortafuegos que hemos estado viendo durante la última hora. El mejor lugar para salir de la carretera y coger el cortafuegos es una zona con árboles situada a la derecha junto a la primera curva a derechas que nos encontraremos nada más pasar otra curva muy cerrada de casi 360º. Para que quede más claro, echarle un ojo en el siguiente enlace: Entrada a cortafuegos

En este lugar hay que tener cuidado, ya que desde aquí parten dos cortafuegos. El que a nosotros nos interesa es el más estrecho y que está situado más a la izquierda, ya que es más corto y directo que el otro.

A partir de este punto ya sí que no hay pérdida, pues se trata de subir, subir y subir durante 1,5 km. hasta el final del cortafuegos. Un largo tramo con una subida intensa que aparece ante nosotros en el peor momento posible: cuando ya llevamos 8 horas caminando, 13 kilómetros recorridos y nuestro cuerpo empieza a mostrar los primeros síntomas de agotamiento.

Peña de la Cabra

Justo donde termina la zona arbolada llegamos a un camino forestal que cruza perpendicular y que viene desde el Collado de la Tiesa. Este es el camino forestal por el que habría discurrido la ruta si os hubieseis equivocado en la bifurcación de caminos que os comentaba tras el "incidente" con las cabras.

Peña de la Cabra

Nosotros seguimos de frente y afrontamos los últimos 400 metros de ascensión de la ruta. ¡Por fin!

Peña de la Cabra

Una vez arriba, giramos a la izquierda y caminamos unos 300 metros hasta las inmediaciones de El Picazo (1392m.), dónde veremos que sale un camino a la derecha que baja directamente hasta el mirador en el que comenzamos la ruta y donde tenemos aparcado el coche.

Peña de la Cabra

Para terminar os dejo con una imagen que resume la dureza de la ruta y el motivo por el que os he avisado en varias ocasiones de que no la hagáis con malas condiciones atmosféricas.

Peña de la Cabra

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?

Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.