Plaza de Cibeles, Madrid ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

Plaza de Cibeles, Madrid

Si hay un lugar conocido y reconocido de la ciudad de Madrid por todo el mundo, esa es la Plaza de Cibeles.
Situada en el cruce de dos de las principales avenidas de la ciudad, como son la calle de Alcalá y el eje Prado-Recoletos, esta plaza ha visto pasar por ella a todos los madrileños y a centenares, miles, millones de visitantes de todos los rincones del mundo que han querido contemplar con sus propios ojos uno de los lugares más emblemáticos de la capital de España. ¿Y tú, la conoces?

Plaza de Cibeles


Un poco de historia...

Testigo mudo de un incesante ir y venir de personas y vehículos, de celebraciones, manifestaciones y actos oficiales, esta plaza ha visto pasar ante sí varios siglos de la historia de Madrid y España.

El espacio que hoy en día ocupa esta plaza, antaño fue un eje arbolado que dividía la zona urbana madrileña de una serie de conjuntos palaciegos y monacales.
Esta zona arbolada estaba formada por tres tramos conocidos como Prado de los Recoletos (actual paseo de Recoletos), el Prado de los Jerónimos (que hoy conocemos como paseo del Prado) y el Prado de Atocha (hoy en día desaparecido).

La primera gran remodelación de esta zona la llevó a cabo Felipe II, aunque no sería hasta el reinado de Carlos III cuando se emprendería un ambicioso proyecto que convirtió este espacio en un área ornamental plagada de fuentes, zonas ajardinadas y edificios destinados a la divulgación científica y cultural.

Fue a finales del siglo XVIII cuando se instaló la fuente de Cibeles junto al recién restaurado Palacio de Buenavista, y además de la función ornamental, también servía para abastecer de agua a la población de Madrid a través de dos caños, uno para los aguadores oficiales y otro para el resto de la población.

En 1891 se construye la nueva sede del Banco de España frente al Palacio de Buenavista, y solo 4 años más tarde, se traslada la fuente hasta su posición actual en el centro de la plaza.
Con la construcción del Palacio de Linares en 1900 y la inauguración del flamante Palacio de Comunicaciones en 1917, la plaza quedó completa con la fuente de Cibeles en el centro flanqueada por estos cuatro imponentes y representativos edificios.

Monumentos y edificios que encontramos en este lugar:

Fuente de Cibeles:

Creo que es justo comenzar por la Fuente de Cibeles, auténtico epicentro de esta plaza y el principal monumento que encontramos en ella.
Esta fuente diseñada por el arquitecto Ventura Rodríguez se ha convertido con el paso de los años en uno de los símbolos de la ciudad de Madrid.

Plaza de Cibeles

Tiene como elemento principal una estatua de la diosa Cibeles, símbolo de la Tierra, la agricultura y la fecundidad, sobre un carro tirado por los leones Hipomenes y Atalanta.

La historia de estos leones es la de dos jóvenes enamorados, Hipomenes y Atalanta, que fueron convertidos en leones y condenados a tirar eternamente del carro de la diosa Cibeles como castigo por haber yacido juntos en uno de sus templos.

Este carro junto con los tres personajes de los que os acabo de hablar, se asienta sobre una superficie rocosa en la que encontramos dos esculturas más pequeñas que sostienen una caracola y un ánfora desde la que se vierte agua al estanque.

En el siglo XX se añadió la cascada que rodea la estatua y varios surtidores de agua, uno que sale de la parte delantera del carro y dos chorros verticales que alcanzan los 5 metros de altura.

Como muchos sabrán, esta fuente es el lugar en el que los jugadores y aficionados del Real Madrid se concentran para festejar sus triunfos deportivos.

Que no os sorprenda encontraros con grupos de turistas descubriendo a la diosa Cibeles y el resto de monumentos de la plaza subidos en un segway, porque últimamente se ha puesto muy de moda y te los encuentras en cualquier lugar turístico de la ciudad. Algún día lo tengo que probar!

Palacio de Cibeles, anteriormente conocido como Palacio de Comunicaciones o Palacio de Correos:

Sin lugar a dudas, este es el edificio más emblemático de la concurrida Plaza de Cibeles, y uno de los más famosos de toda la ciudad.

Palacio de Cibeles

Como os comentaba anteriormente, el Palacio de Comunicaciones fue el último de los cuatro edificios de la plaza que abrió sus puertas, concretamente lo hizo en 1919 en el espacio anteriormente ocupado por los Jardines del Buen Retiro, que no hay que confundir con el cercano y archiconocido Parque del Buen Retiro.
Durante más de un siglo funcionó como sede central de Correos, telégrafos y teléfonos, pero a partir de 2007 se convierte en la sede del Ayuntamiento de Madrid, que traslada hasta este prominente edificio la mayoría de sus dependencias, anteriormente situadas en la Plaza de la Villa.
Además, una parte del mismo está ocupado por un centro cultural denominado CentroCentro, que dispone de varias salas de exposiciones y un auditorio con capacidad para 296 personas.

Fue diseñado por dos jóvenes arquitectos españoles: Antonio Palacios y Joaquín Otamendi, que plasmaron en cada rincón de su estructura rasgos de la arquitectura medieval española y algunos elementos claramente inspirados en la arquitectura estadounidense de la época.

Palacio de Cibeles

En la fachada principal destacan dos torres laterales gemelas, pero sobre todo, el grandioso torreón central de 60 metros y el reloj situado en lo más alto de la misma.

Palacio de Cibeles

Asimismo, os invito a buscar y rebuscar entre todos los elementos ornamentales de este espectacular edificio los bustos de algunos de nuestros más ilustres conquistadores, como por ejemplo Magallanes, Hernán Cortés o Vasco Núñez de Balboa, y los de algunas deidades egipcias, aztecas y griegas.

Como ya habréis podido comprobar en algunas de las fotografías con las que acompaño este artículo, la iluminación nocturna tanto de toda la plaza en su conjunto como del Palacio de Correos es simplemente espectacular, realzando con el juego de luces y sombras cada uno de los detalles de su fachada.

Palacio de Cibeles

Si accedemos a su interior a través de la entrada principal nos encontramos con el gran vestíbulo central (antiguo Patio de Operaciones de Correos) en el que se han mantenido los antiguos mostradores y ventanillas.
Desde aquí podemos contemplar casi todo el espacio interior a pesar de las pasarelas añadidas tras la última reforma y disfrutar de una decoración que rivaliza en belleza con la que hemos podido ver en la fachada exterior.

Palacio de Cibeles

En esta planta encontramos dos zonas de ocio e información cultural en las que se han habilitado puntos de lectura y descanso que incluyen una zona wifi gratis con acceso a Internet y numerosas publicaciones de prensa y libros sobre Madrid que se pueden consultar de manera gratuita.

Si levantamos la vista hacia el techo desde el centro de este enorme hall podremos contemplar la magnífica vidriera que aporta luz y un toque de color al interior del Palacio de Correos.

Palacio de Cibeles

Para subir a la siguiente planta os recomiendo hacerlo por las antiguas escaleras de servicio, y así podréis contemplar los azulejos sevillanos y el enrejado del ascensor que continúan teniendo un perfecto estado de conservación.

Palacio de Cibeles

Entre las plantas 1,3,4 y 5 se reparten los más de 5.000 m2 de áreas de exposición con que cuenta este centro. Allí se celebran diversos eventos culturales y todo tipo de exposiciones temporales.

Palacio de Cibeles

Además, desde cada una de estas plantas podemos seguir realizando nuevos descubrimientos, como por ejemplo las pasarelas de cristal que nos permiten contemplar con detalle los techos decorados con los escudos de cada región española...

Palacio de Cibeles

Palacio de Cibeles

... o una espectacular vista del vestíbulo de entrada...

Palacio de Cibeles

...y el patio de operaciones.

Palacio de Cibeles

Para completar y complementar la oferta cultural que podemos encontrar en el Palacio de Cibeles, tenemos la opción de tomarnos algo en su cafetería o comer con unas excelentes vistas en el restaurante situado en la sexta planta. En esta misma planta abre todos los días hasta las 2:00 de la madrugada una terraza-bar en la que os podréis tomar algo con vistas a la Plaza de Cibeles.

Por último, en la planta 8 del palacio hay un mirador panorámico de 360º sobre los tejados de Madrid que hará las delicias de todos los aficionados a la fotografía y a contemplar las ciudades a vista de pájaro.

El precio de la entrada que permite subir al mirador es de 2€ para los adultos y 0,50€ para los menores de 12 años, y hay que adquirirla en las taquillas situadas junto a la entrada principal, pero no se puede elegir a qué hora subir, ya que se asignan automáticamente los turnos de visita.

Horarios:

Martes a domingo: de 10.30 a 13.30 h. y de 16.00 a 19.00 h.
Domingo 5 de enero: de 10.00 a 14.00 h.
Cerrado: todos los lunes, 1 y 6 de enero, 1 de mayo y 24, 25 y 31 de diciembre.

Teniendo en cuenta estos horarios, lo más recomendable es acudir antes de que abran las taquillas para asegurarnos una plaza en cualquiera de los turnos de visita, aunque también es posible realizar la compra online desde el enlace que podemos encontrar en la propia web del Palacio de Cibeles.

Banco de España:

Uno de los edificios más importantes de la Plaza de Cibeles es el Banco de España.

La institución, que no el edificio, se creó en 1856 tras fusionar el Banco de Isabel II con el Banco de San Fernando, siendo su primera sede el edificio de los Cinco Gremios mayores situado en la calle de Atocha.
Pocos años después y debido al incremento en la actividad del banco, se hizo necesario la construcción de un nuevo edificio, para el que se eligió como ubicación esta Plaza de Cibeles.

Tras varias ampliaciones durante el siglo XX y una última en 2006, este sobrio edificio se configura como el mayor de los cuatro que dan a la plaza, ocupando una gran manzana delimitada por la calle de Alcalá, el Paseo del Prado, la calle Los Madrazo y la calle del Marqués de Cubas.

Unos 40 metros bajo tierra, el Banco de España guarda uno de sus mayores secretos como un tesoro, y es que realmente lo que alberga en su infranqueable cámara acorazada es lo más parecido a un tesoro que podamos imaginar.
Aunque ya hace tiempo que pasó a la historia eso de que la moneda de un país estaba respaldada por sus reservas en oro, bajo los cimientos del Banco de España aún se conservan aproximadamente un tercio de las reservas de oro españolas. El resto está repartido en diversos países, pero mayoritariamente en Fort Knox (EEUU) y Londres.

Banco de España

El sistema de seguridad de esta cámara acorazada cuenta con varias puertas acorazadas, ascensores, fosos, puentes, sistemas de video vigilancia, sensores, salas con espejos, pasillos infinitos...y un elemento único que se aprovechó durante su construcción allá por 1934.
Como muchos sabrán, en la antigüedad Madrid estaba surcado por numerosos arroyos que con cada nueva ampliación de la ciudad había que canalizar. Pues bien, bajo el edificio del Banco de España cruzan los arroyos de Las Pascualas y el de Oropesa, dos arroyos que fueron canalizados e incorporados al sistema de seguridad de la cámara acorazada de tal manera que, si se detecta alguna intrusión, es posible anegar completamente toda la cámara y cortar por lo sano cualquier intento de robo.

Palacio de Buenavista:

Construido en 1767 en una finca conocida como Altillo de Buenavista y reconstruido totalmente en 1777, este palacio fue durante muchos años la residencia de los duques de Alba.
En 1807 les expropiaron y pasó a manos del primer duque de la Alcudia, Manuel Godoy, el cual también acabó siendo expropiado en favor de la Familia Real.
De hecho, el propio Rey José I Bonaparte quiso crear aquí un importante museo de pintura, pero al final se elegiría el edificio que actualmente alberga el famoso Museo del Prado.
Tras la huida del rey, pasó a manos del ejército, que lo utilizó como Museo Militar, Ministerio de la Guerra y finalmente, como Cuartel General del Ejército de Tierra.

Este edificio está rodeado por un jardín de estilo francés que hoy en día prácticamente no permite ver la fachada del mismo desde la Plaza de Cibeles.

Plaza de Cibeles

Palacio de Linares:

El Palacio de Linares es una de las construcciones más recientes de la plaza. Se construyó en 1900 y destaca por la peculiar fachada barroca con forma ovalada que da a la Plaza de Cibeles.
En su interior destacan características arquitectónicas propias del neogótico, el neoclásico y el romántico, que han dejado su impronta en galerías repletas de pinturas al óleo, grandes tapices, lámparas francesas o alfombras procedentes de la Real Fábrica de Tapices.
En la década de los 90 y coincidiendo con el V centenario del descubrimiento de América, fue restaurado y rehabilitado convirtiéndose en la sede de la Casa de América, una institución que se dedica a estrechar las relaciones culturales entre España y el continente americano, especialmente con los países latinoamericanos, mediante la celebración de exposiciones y eventos culturales.

En las cercanías...

La Plaza de Cibeles está situada a escasa distancia de otros lugares imprescindibles de la ciudad de Madrid como son la Puerta de Alcalá, el parque del Retiro, el Museo del Prado, Gran Vía o la Plaza de Colón, todos ellos a menos de 10 minutos andando.

Plaza de Cibeles

Cómo llegar:

Lo más cómodo y sencillo es utilizar el transporte público para llegar hasta aquí:

Metro: Banco de España (línea 2)
Tren de cercanías: Recoletos (líneas C1, C2, C7, C8 y C10)
Autobús: 1, 2, 5, 9, 10, 14, 15, 20, 27, 34, 37, 45, 51, 52, 53, 74, 146, 150, 202, 203 y Línea Exprés al Aeropuerto

Plaza de Cibeles

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Buen Reportaje. También yo tengo una dedicada al Ayuntamiento, otra a la Fuente y pendiente la de la Plaza. No por conocida es menos bella:-)
Un abrazo

PhotoViajeros dijo...

Gracias por tu comentario Katy, le echaré un vistazo a tus artículos sobre Madrid, porque los otros que he leído en tus blogs me han encantado!

Un saludo!

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?

Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.