Palacio Imperial de Hofburg ~ PhotoViajeros - Los relatos de mis Viajes, Rutas y Escapadas

Palacio Imperial de Hofburg

Un inmenso complejo palaciego se levanta junto a la Ringstraβe de Viena en el mismísimo corazón de la ciudad imperial. Durante más de 600 años este ha sido el lugar de residencia de los Habsburgo, y hoy en día se ha convertido en un importante punto turístico en el que podemos visitar los antiguos aposentos imperiales, varios museos, la Biblioteca Nacional Austriaca o el museo de la famosa emperatriz Sisi.

Palacio de Hofburg


Como os comentaba, está muy céntrico y si visitáis Viena seguro que pasáis junto a él en varias ocasiones. Si tenéis que ir en transporte público, estas son las mejores opciones:

  • Metro: Herrengasse, línea U3.
  • Tranvía: Burgring, líneas 1, 2 y D.
  • Autobús: Burgring, líneas 2A, 57A.

El horario de apertura es de 9:00 a 17:30 todos los días, y en los meses de verano (julio y agosto) hasta las 18:00.

Dependiendo de lo que os interese visitar, hay varias opciones, e incluso la opción de sacar una entrada combinada con la del palacio de Schönbrunn, así que os dejo el enlace a los precios de las entradas en su propia web para que elijáis el que mejor se adapte a vuestra visita:
https://tickets.imperial-austria.at/amepheas/inet/ia.html?eLngId=1

La opción que yo elegí fue la que incluye la visita a los apartamentos imperiales, el museo Sisi y la Platería de la corte, con un precio de 9.90€ en verano de 2010. Con el precio te incluyen una audio-guía en castellano.

El acceso a las taquillas del Palacio de Hofburg se encuentra junto a la puerta de San Miguel, situada en la plaza del mismo nombre.
Es fácil reconocer esta entrada ya que tiene una cúpula verde que la hace visible incluso desde calles cercanas como esta kohlmarkt straβe, por la que podemos llegar directamente desde la zona peatonal de la calle Graben.

Palacio de Hofburg

En la plaza de San Miguel siempre podemos encontrar un gran número de coches de caballo que inician o terminan aquí sus recorridos turísticos por el centro de la ciudad.

Palacio de Hofburg

En esta entrada sur del Palacio de Hofburg, podemos ver varias estatuas de un grupo escultórico que representa Los trabajos de Hércules que custodian una monumental puerta por la que, tras atravesarla, estaremos situados bajo la gran cúpula de San Miguel, dónde se encuentran las taquillas para sacar las entradas de la visita al palacio.

Palacio de Hofburg

Palacio de Hofburg

La visita empieza en el Museo de Sisi, dónde están expuestas muchas de sus pertenencias como por ejemplo algunos de sus vestidos, espejos, utensilios de higiene personal...
Según vamos pasando de habitación en habitación, la audio-guía te va contando partes de la historia de la emperatriz, de lo obsesionada que estaba con el culto al cuerpo, hasta el punto de habilitar una habitación en la que tenía montado un gimnasio.
Tampoco le gustaba mucho la vida en la corte, y los periodos en los que no estaba viajando por todo el mundo los pasaba recluida en sus aposentos sumida en una profunda melancolía.

Continuamos la visita por las 19 habitaciones que forman parte del recorrido por los aposentos imperiales. Estancias privadas y oficiales en las que el emperador Francisco José y la emperatriz Elisabeth vivieron y trabajaron, aparecen totalmente decoradas y amuebladas como si el tiempo se hubiese detenido en la Viena imperial.
De nuevo, gracias a la audio-guía nos enteramos de muchos detalles interesantes de cada una de estas estancias, aunque algunas locuciones son las mismas que las que escuchamos durante nuestra visita al palacio de Schönbrunn.

Para terminar, se visita una inacabable colección de vajillas, cristalerías, candelabros, mantelerías, objetos de porcelana y cuberterías de un valor incalculable, ya que la mayoría están hechas de oro o plata.
Esta última parte a mi se me hizo muy larga y pesada, pero he de reconocer que por lo menos es curioso de ver.

Al terminar la visita al interior del palacio, nos dedicamos a pasear por todo el complejo, y empezamos visitando la Plaza de los Héroes (Heldenplatz), que era utilizada para desfiles militares y en cuyo centro se encuentra una estatua ecuestre del archiduque Carlos.

Palacio de Hofburg

Según nos vamos acercando al palacio, si miramos a nuestra izquierda en dirección a la Ringstraβe podemos ver la Burgtor, dónde se encuentra un santuario a los caídos en la I Guerra Mundial.

Palacio de Hofburg

Desde este mismo lugar, si volvemos la vista hacia el lugar de dónde venimos, podemos ver a nuestra derecha el ala leopoldina, la actual residencia oficial del presidente de la República.

Palacio de Hofburg

Al llegar a la estatua del príncipe Eugenio de Saboya nos detenemos a observar la imponente fachada del Palacio Nuevo (Neue Burg), actual sede de varios museos como el de Etnología, la colección de Instrumentos musicales, la Colección de Armas o el museo de Éfeso.
Es muy probable que os suene este palacio, seguramente por el balcón que aparece detrás de la estatua, y es que fue en este lugar dónde Hitler anunció la anexión de Austria al Reich alemán en 1938 ante miles de enfervorecidos simpatizantes que le aclamaban en una plaza llena a reventar.

Palacio de Hofburg

En el siguiente enlace, podéis ver una fotografía de ese momento de nuestra historia:
Hitler en la Heldenplatz de Viena

Por un pasaje que cruza bajo la fachada de la sala de ceremonias (la situada entre el ala leopoldina y el Neue Burg), accedemos al patio In der Burg, dónde destaca el monumento dedicado al emperador Francisco I, y dónde podemos comprobar como cada uno de los edificios que delimitan este patio tiene un estilo arquitectónico distinto fruto de las numerosas ampliaciones que ha sufrido el complejo desde sus orígenes.

Palacio de Hofburg

Enfrente de la estatua y tras cruzar un pequeño foso se encuentra la Puerta de los Suizos (Schweizertor), por la que podemos acceder al Patio de los Suizos, dónde está la entrada a la capilla Imperial y la Cámara del Tesoro (Schatzkammer).

Palacio de Hofburg

A la izquierda de esta puerta de los suizos, podemos volver a la plaza de San Miguel por la entrada norte de la puerta de San Miguel.

Palacio de Hofburg

Según salimos a la plaza de San Miguel, giramos a la derecha para dirigirnos a la plaza de José II (Josefsplatz), dónde destaca la estatua situada en el centro de la misma dedicada al propio José II.

Palacio de Hofburg

Tras las fachadas de los edificios que dan a la plaza se esconden lugares tan interesantes como la Biblioteca Nacional o la Escuela de Equitación Española, que tiene este nombre debido a que se trajeron caballos pura sangre desde España para cruzarlos con los caballos de Lipizzia que Carlos II criaba a orillas del Mar Adriático.
Al otro lado de la plaza se encuentra la iglesia gótica de los Agustinos, la antigua iglesia de la corte en la que se celebraron las bodas de muchos miembros de la casa de los Habsburgo.

Palacio de Hofburg

En el interior, no os podéis perder la tumba barroca de María Cristina de Sajonia (hija de María Teresa) y la cripta, dónde hay unas urnas de plata que contienen los corazones de los Habsburgo.
Actualmente, y gracias a su excelente acústica, es muy solicitada para celebrar misas en las que resuena música sacra de compositores como Mozart, Haydn y Schubert.

Palacio de Hofburg

Abandonamos la Josefplatz y nos dirigimos hacia la Ópera de Viena bordeando el Museo Albertina, que alberga una de las mayores colecciones del mundo de arte gráfico, una colección de fotografías y una colección de arquitectura, pero que nosotros solo visitamos por fuera, concretamente la fachada que da al edificio de la ópera, dónde destaca la fuente neobarroca del Danubio y su protegida Vindobona (Danubius Brunnen).

Palacio de Hofburg

Para terminar, podemos echar un vistazo desde la terraza panorámica que hay sobre la fuente del Danubio en la que se encuentra una estatua ecuestre del Duque Alberto Von Sachsen-Teschen que conmemora su victoria en la batalla de Custozza en 1866.

Palacio de Hofburg

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?

Si tienes más datos relacionados con este artículo o quieres compartir tu propia experiencia, deja un comentario para que el resto de visitantes pueda leerlo.

Por favor, procura que tus comentarios no sean promocionales (spam o publicidad),ilegales u ofensivos, ya que de lo contrario serán eliminados.